viernes, 14 de noviembre de 2008

Mis regalos...




Cualquier momento, es bueno para decir la verdad sobre la falsedad del cuerpo.
Que por mas sinceros sean los ovimientos de las manos para expresar algo, coraje, sinceridad, emosion, nunca seran los que realmente sentimos.
Hay momentos en que la imaginacion vuela y se espera el ser propio por crear ilusiones que te tengan encantada, moribunda de cariño y rebosante de besos;
pero insisto, nunca son los que realmente queremos expresar.
Ocultamos cosas tan exentrias que duele al final, saber todo.
Las pruebas de fe en la conciencia nunca bastan mientras su el que las aplica,
por mas que el sentimiento intente dejar de ser arrogante, la pasciencia se acaba.

1 comentario:

citlalinn dijo...

desde hoy no temas nada no hace falta ya ...todo se fue con el huracan
ouu aun tengo tu disco ..